10 consejos para hacer el Camino de Santiago

10 consejos para hacer el Camino de Santiago

Con la llegada del buen tiempo, muchos estaréis pensando en hacer alguno de los distintos caminos que nos llevan a Santiago de Compostela, lo que desde RS2adventure recomendamos, pero indistintamente del itinerario elegido para llegar y el número de etapas a recorrer, conviene tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones

Estos son nuestros 10 consejos.

  1. ¿Cómo prepararme para el camino?

El camino lo debemos empezar unos meses antes, dependiendo del estado físico de cada persona, pero una planificación de 3 meses seria lo aconsejable, debemos empezar a hacer alguna ruta de una duración del 60% del kilometraje medio que realizaremos en nuestras jornadas incrementando hasta el 90% de los km/dia a realizar, debemos alternar rutas sencillas y llanas con mas km, y otras más cortas, pero con subidas y bajadas.

Las primeras se pueden realizar con poco peso, hasta llegar al peso que llevaremos realmente en la mochila, no debemos olvidar sesiones de estiramientos, así como de fortalecimiento de espalda y cuello

  1. Planificar la ruta y las jornadas.

Camino del Norte, Camino Mozárabe, De la Plata, Portugués… el Camino de Santiago tiene muchas rutas y tramos. Infórmate bien del que vas a realizar tú. Conoce por dónde discurre, cómo son las etapas, si tiene pendientes… de una buena planificación saldrá un buen camino.

No dejes nada al azar, donde comer en cada ruta, por donde discurre, kilometraje de cada etapa, donde dormir, puntos cercanos de avituallamiento, si hay fuentes y donde están (imprescindible el mantenernos hidratados durante el camino), haz una pequeña libreta del camino donde tengas apuntado todos esos datos de cada etapa.

No te olvides de la brújula y un mapa o guía topográfica del camino, Utiliza si tienes un GPS donde hayas cargado los Traks de cada jornada,

  1. Calzado

Nada de estrenar botas nuevas para hacer el Camino. Tienen que estar usadas y «acostumbradas» al pie. Lo mejor son botas de tejido, ligeras y transpirables, que protejan los tobillos de posibles esguinces. Utiliza para entrenar esos meses antes, el mismo calzado que vas a usar .

En otoño/ invierno utiliza botas impermeables y transpirables, y en primavera verano unas zapatillas ligeras de montaña son la mejor opción.

Los pies son tu motor y tus ruedas, cuida todos los días los pies después de cada jornada, (lavarlos bien, secarlos con talco, y curar heridas)

Utiliza unos calcetines cómodos y que no te produzcan rozaduras, esos meses antes de preparación también nos valdrán para probar el material que llevaremos.

  1. Albergues

Consulta los albergues y refugios que haya a lo largo de las etapas antes de iniciar el Camino. No se pueden hacer reservas. La experiencia dice que si duermes en albergue lleva tapones de oídos, no todos los usuarios de albergues tienen el sueño silencioso.

  1. La Mochila

Debe ser de tipo anatómico, con correas en la cintura y el pecho. Una vez llena no debería superar el 20% del peso de la persona que la lleve. Lo más pesado debe ir en el fondo. No es conveniente llevar nada colgando por fuera.

Recuerda que la mochila se debe adaptar a la fisionomía de cada persona, hay mochilas especificas de hombre y de mujer.

Gran parte del peso de la mochila debe recaer en el cinturón lumbar, y en los hombros que tenga cierta holgura para no sobrecargar esa zona y las cervicales. una mochila de 48/72 horas seria suficiente.

Ten el agua siempre a mano, no hay que esperar a tener sed para beber. Hay que ir hidratándonos regularmente.

6. La comida

Si planificas las rutas sabrás de antemano si te vas a encontrar con tiendas o supermercados en los que poder comprar comida. Es aconsejable llevar frutos secos, fruta, chocolate y agua… pero para no más de un día. Ya irás reponiendo por el Camino.

Desayuna fuerte, come ligero, y cena carbono hidratos, para reponer las reservas, también como el agua en nuestros altos debemos de picar algo (50 minutos caminando/10 minutos de descanso).

No debemos caminar hasta quemar nuestras reservas y después atiborrarnos, recuerda que después de una comida copiosa el mediodía, el caminar de tarde se hace mas pesado, es mejor comer a poquito en los altos y al finalizar hacer una buena comida de recuperación.

  1. Documentación.

Además de tu DNI y tarjeta de la Seguridad Social si quieres pernoctar en los albergues públicos (y alguno privado) deberás tener tu Credencial del Peregrino. En ella se irán sellando los lugares por lo que pasas para, cuando llegues a Santiago, obtener la Compostela.

  1. Botiquín.

Elemento imprescindible en nuestras salidas al medio natural, no olvides elementos de cura para los pies, ( talco, esparadrapo, compec, vaselina etc.) podemos también guardar en el botiquín un pequeño kit de costura, que nos solucione algún descosido de la ropa o el equipo, además de así llevar una pequeña aguja e hilo con el que drenar una ampolla durante la noche .

  1. Bastones de travesía.

Los bastones contribuyen al ahorro de energía cuando se asciende, protegen las articulaciones en los descensos empinados y contribuyen a mantener el equilibrio en terrenos difíciles. En resumen, te ayudan a disfrutar cada minuto del recorrido sin preocupaciones.

Nuestro consejo es que adquieras modelos plegables que se compactan de forma ideal para llevarlos sin complicación, además de que se despliegan fácilmente.

En caminatas realizadas en terrenos normales, se ajusta de forma general procurando que al sostenerlos los codos formen un ángulo de 90 grados. Para zonas de ascensión empinada, se recomienda reducir entre 5 y 10 centímetros, con la finalidad de conseguir más apoyo y seguridad. Si la subida es muy empinada, se acortan otro poco. Durante las bajadas, resulta beneficioso alargar los bastones entre 5 y 10 centímetros para lograr un mejor equilibrio.

  1. El Camino.

Nuestro ultimo consejo es que disfrutes el camino, es una aventura donde conocerás a mucha gente de diferentes países incluso sin hablar la misma lengua, recorrerás paisajes inolvidable, superaras tus limites físicos, y la llegada a Santiago se convertirá en una experiencia que no olvidaras nunca.

Y como reza el dicho cuando te cruzas con un peregrino

“QUE TENGAS BUEN CAMINO”

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies