(Texto extraído de nuestro manual de supervivencia SIWA) «Asociación Mundial de Instructores de Supervivencia».entidad de la que somos escuela oficial e instructores FHC

www.siwasurvival.com

De todos los avances de la humanidad, quizás el más importante sea el control y dominio del fuego por parte del hombre. Nos permitió; transformar nuestra dieta radicalmente al pasar a consumir carnes cocinadas, dominar el clima y los ambientes fríos, pasar de dormir en los árboles a poder ahuyentar a las bestias, crear hogar, potabilizar agua, forjar metales, y un sinfín de avances tecnológicos. Todo ello hace que su gestión y control sea imprescindible para la vida.

 

En situaciones de supervivencia el fuego es uno de los factores más importantes que van a condicionar las posibilidades de sobrevivir. Es fundamental saber crearlo, mantenerlo y transportarlo sabiendo utilizar los recursos del entorno donde nos encontremos.

¿Qué es el fuego? Definiremos el fuego de manera simple, como la manifestación visible de la combustión, que mediante las llamas genera Luz y Calor.

Componentes del Fuego

  • fin de obtener la luz y el calor, identificaremos los siguientes elementos como sus componentes relevantes para producirlo:

Oxígeno – Combustible – Temperatura (Calor).

La base para comprender este triángulo, es que si uno de estos tres componentes es anulado, el fuego desaparecerá.

Preparar, encender y mantener el fuego

Antes de nada debemos decidir donde lo ubicaremos, prestando atención a viento y a la vegetación, y preparar el lugar eliminando ramas, hierbas, etc. Es buena idea excavar un hoyo de unos 10 ó 15 cm y rodearlo con piedras para alojar en él la hoguera. Cuando deshagamos el campamento, taparemos las cenizas con la tierra que sacamos, devolveremos las piedras a su sitio y dejaremos todo de manera que nadie pueda notar que hemos estado allí. (Esta norma es bueno seguirla tanto si hacemos fuego como si no).

Las piedras que rodean la hoguera una vez calientes también tendrán utilidades, como estufas improvisadas,

Hay que buscar el material combustible: ramas secas de diferentes grosores, la más menuda para encenderlo y la más gruesa para mantenerlo. No será difícil de encontrar en zonas boscosas y con tiempo seco. Las crecidas acumulan ramas en las orillas de los ríos y en ocasiones las convierten en un auténtico filón. Las ramas más bajas de los árboles están, con frecuencia, secas y se rompen con facilidad. En caso de tiempo húmedo debemos buscar en los huecos de los troncos secos, que proporcionan madera podrida que arde bien, en zonas resguardadas al lado de rocas, caminos, grutas. Si no ha llovido demasiado, quizá logremos madera seca simplemente descortezando las ramas húmedas. Si no, tendremos que coger las ramas gruesas y

cortarlas en pedazos longitudinales para aprovechas las astillas secas que obtengamos. Pondremos la madera húmeda a secar cerca del fuego.

Para prender el fuego usaremos al principio la yesca   y sobre ella la leña más fina que dispondremos en forma de «tipi» o de «cobertizo» con ayuda de una roca o un tronco para que el aire circule bien y se inflame rápido. Por encima de la leña fina

                                                                                              Yesca 

la iremos añadiendo más gruesa. Si no disponemos de suficiente leña fina podemos hacer astillas la más gruesa con ayuda de nuestro cuchillo.

En la base del «tipi» o del «cobertizo» habremos puesto la «yesca», que es el material inflamable que encenderemos. Consistirá en hojarasca, hierba seca, ramitas resinosas de pinos, sus hojas o agujas, su resina. La madera podrida es una buena yesca en tiempo húmedo, pues suele ser fácil arrancar las partes externas de los troncos para alcanzar las zonas interiores secas. Algunos frutos secos, como las nueces, poseen un aceite que les hace inflamables y arden lentamente. Especialmente útil es la corteza de abedul cortada en tiras, pues

se inflama rápido, y arde despacio y con buena llama. Se puede, incluso, hacer una antorcha improvisada enrollando una tira de corteza a una vara.

En los lugares donde no hay leña el hombre recurre a otro tipo de combustibles. En los desiertos se queman los excrementos de los camellos; y en las zonas polares, la grasa de las focas y otros animales.

DEFINICIÓN Y ELEMENTOS

  • Oxígeno, combustible y calor son los tres elementos que forman el fuego, si falta uno de ellos no se producirá.
  • El oxígeno se encuentra en el aire, el combustible es el material a quemar; madera, etc., y hay que producir suficiente energía calorífica para llegar al punto de combustión donde el combustible empieza a arder.
  • Lo mismo que para producir fuego son imprescindibles esos tres elementos, para apagarlo con eliminar uno de ellos será suficiente.

Algunos conceptos a tener claro:

  • BRASA: leña o carbón encendidos, rojos totalmente por incandescencia.
  • CÁÑAMO: planta de las cannabáceas, de unos 2 m de altura, con tallo hueco.La fibra se separa de la caña y con ella se realizan tejidos, cuerdas y calzado.
  • PEDERNAL: Sílex, variedad de cuarzo de color gris amarillento más o menos oscuro que produce chispas al golpearlo con el eslabón.
  • PIRITA: mineral brillante, de color amarillo oro. Es un sulfuro de hierro que se ha usado tradicionalmente para producir chispas. En la actualidad se usa para la obtención del acido sulfúrico.
  • YESCA: materia muy seca y preparada de suerte que cualquier chispa prenda en ella (algodón, cáñamo, serrín, etc)
  • FERROCERIO: Herramienta que se usa para encender fuego mediante chispas, El ferrocerio es una aleación metálica sintética, que tiene la peculiaridad de producir gran cantidad de chispas cuando se frota contra una superficie rugosa, como puede ser un trozo de acero estriado

Fuego por Ferrocerio

https://www.northvivor.com/product/fire-steel-ferrocerio-iniciador-de-fuego/

Entre los combustibles ligeros (yesca) pueden citarse las agujas de coníferas secas pulverizadas, Ia yesca natural procedente de hongos corticícolas de la familia de las Polyporáceas género Fomes (hongo yesquero), cuyo nombre latino es Fomes igniarius, y también de otras sustancias vegetales, como las semillas plumosas de muchas hierbas, de la familia de las Compuestas, así como de musgos y líquenes secos y reducidos a polvo.

Este tipo de materiales fácilmente incinerables, que se clasifican como “extraligeros”, han de tener otros ligeros pero menos inflamables que aguanten una llama lo suficientemente prolongada para comunicar e iniciar la combustión de los materiales vegetales denominados combustibles pesados.

Otros iniciadores o Yescas

Yescas carbonizadas, elaboración: Se elaboran con fibras naturales como; el algodón, el lino o la seda. Para su elaboración las introducimos en una lata o recipiente cerrado no herméticamente para que pueda salir el gas desprendido, y las tenemos al fuego unos 25 minutos, se dejan enfriar totalmente y cuando abrimos la lata

observamos como las fibras se han carbonizado y además mantienen cierta textura. Para introducirlas en la lata lo hacemos en tiras de 1,5 cm de anchas y unos 15 cm de largas enrolladas sobre sí mismas.

Yescas naturales; son las que recogemos directamente del entorno y no requieren tratamiento especial. Pueden ser; un nido, el hongo yesquero, los hopos de las cañaveras, hierva fina seca y machacada, pelo natural, fibras de tejidos, las semillas que vuelan con el viento, ….

Yescas químicas; se puede elaborar una yesca química diluyendo en gasolina corcho blanco (polispan) de los embalajes. Lo mezclamos y el corcho blanco se diluirá y convertirá en una pasta altamente inflamable. Una vez disuelto el polispan no absorberá más gasolina, lo apartamos y guardamos en recipiente estanco, funciona igual que las conocidas pastillas para encender las barbacoas.

Métodos para hacer fuego

  • FUEGO POR FRICCIÓN: Se basan en producir energía calorífica por el rozamiento entre dos maderas hasta conseguir formar ascuas, existen varios métodos para conseguirlo:
  • FUEGO MEDIANTE ARCO DE RODAMIENTO: Consiste en hacer que una madera pequeña y dura denominada torno (fer figura), la rotamos mediante un arco sobre otra tabla de encendido de madera plana más blanda sobre la que hemos abierto una pequeña muesca donde caerá la brasa producida por el rozamiento. Como empujador o soporte podemos usar la articulación del tobillo de los mamíferos, está por encima del hueso que forma el talón, técnicamente se llama «astrágalo» y popularmente se conoce como «taba», también es posible usar una concha sólida o una piedra que tenga la concavidad suficiente para que al girar no se salga el torno.

  • Fuego por percusión:  Consiste en golpear en repetidas ocasiones un fragmento de sílex contra el lateral de una roca rica en óxido de hierro (pirita o marcasita, por ejemplo) o un eslabón de hierro rico al carbono, para obtener chispas que recoja un elemento natural que prenda fácilmente; para este propósito podemos elegir ciertos hongos secos, paja o incluso estiércol.

  • CON DOS CAÑAS: Una cañavera seca se parte en dos, un lado se coloca debajo y con el otro se frota enérgicamente hasta producir brasa que cae sobre la yesca.
  • FUEGO CON PLATAFORMA PLANA CON CARRIL Y PALO: Consiste en frotar con una varilla dura, la que se desliza por un a canaleta produciendo por el roce temperatura. Se instala yesca, paja o hierba seca para que se inflame y produzca fuego. Debemos ser cuidadosos para que no se vaya a apagar pues este inicio de fuego es muy frágil
  • FUEGO CON RODILLO DE ALGODÓN RELLENO DE CENIZA: Con un puñado de algodón de enfermería y una pizca de ceniza (de una hoguera apagada o de un cigarrillo). Para hacer fuego extiendes el algodón, le echas ceniza encima, lo enrollas como si fuera un cigarrillo, lo colocas sobre sobre dos superficies planas de madera y empiezas a rodarlas, el rollo se contraerá y calentara rápidamente. Cuando empiece a echar humo ábrelo con mucho cuidado y sopla en su interior, al entrar oxígeno se producirá la llama.

    A falta de dos superficies planas se puede utilizar la suela del zapato.

    hay más tipo de sistemas para encender fuego , pero los trataremos en artículos posteriores 

 

Estos sistemas y técnicas para encender fuego son algunos de los que se enseñan en nuestros cursos de » Técnicas ante emergencias en el medio natural»  http://www.rs2adventure.es/evento/curso-tecnicas-ante-emergencias-en-el-medio-natural/

 

No te pierdas la segunda parte del articulo!!!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies