El torniquete , «mitos y realidades».

El torniquete , «mitos y realidades».

Textos extraídos del manual de «Soporte Táctico Sanitario» redactado por RS2adventure 

El «torniquete» esa especie de cinta de la que tanto se viene hablando últimamente, que hay de cierto en su uso, y para que vale.

Los torniquetes han constituido un elemento esencial  en los equipos de medicina militar, aunque también ha habido un rechazo a utilizarlos, excepto en las circunstancias más extremas. En la década de los sesenta hubo incluso iniciativas para eliminarlos de los equipos médicos y de los currículos formativos de los profesionales de la sanidad militar.

El torniquete fue inicialmente bienvenido en el ámbito militar, aunque al poco tiempo perdió popularidad debido a la percepción de su utilización inadecuada, al mismo tiempo que muchas personas que podrían haber sido salvadas fallecieron a consecuencia de hemorragias potencialmente controlables. Este ciclo se ha repetido hasta que el análisis de los datos de mortalidad correspondientes a la guerra de Vietnam dio lugar a un interés renovado por el uso del torniquete. En este análisis se señaló que se podría haber evitado un porcentaje importante de víctimas de combate en el caso de que se hubiera utilizado un torniquete. En uno de los estudios realizados a este respecto, se estimó que la aplicación apropiada y a tiempo de un torniquete habría salvado la vida de 105 (38%) de un conjunto de 277 soldados que fallecieron debido a hemorragias arteriales en las extremidades 

La experiencia más reciente ha reforzado esta tendencia hacia el uso más liberal del torniquete en el contexto militar. Las técnicas modernas de combate dan lugar a tasas elevadas de traumatismos en las extremidades, lo que —en combinación con el reconocimiento de que muchas de las personas que fallecen por heridas en el combate podrían haber sobrevivido si se hubiera utilizado un torniquete para interrumpir la hemorragia— constituye el fundamento para el uso del torniquete en las condiciones modernas de combate.  El Doctor Sebesta, que ha detallado su experiencia como cirujano en un hospital militar de apoyo de combate, señala que «los torniquetes representan un tratamiento esencial, en función de la experiencia más reciente obtenida en Irak».

Este fundamento queda reforzado adicionalmente por las circunstancias en las que tiene lugar una parte importante de la asistencia pre hospitalaria durante un conflicto militar. Las acciones hostiles realizadas por el enemigo, las condiciones ambientales desfavorables, los tiempos frecuentemente prolongados de traslado de las víctimas a los puestos de asistencia avanzada, la austeridad de la logística, y la existencia de víctimas múltiples en un contexto de capacidades limitadas de clasificación y de tratamiento son todos ellos elementos que apoyan el uso oportuno de los torniquetes. Hay que tener en cuenta que en algunas ocasiones, poco frecuentes, estas condiciones se dan también en los contextos civiles en los que actúan los SEM. o FCSE

En la actualidad, Todos las unidades militares del mundo  incluyen torniquetes en los equipos individuales de primeros auxilios de sus soldados y forman a estos combatientes para que los puedan utilizar adecuadamente. El recordatorio que se utiliza en el contexto del soporte vital traumatológico pre hospitalario (SVTPH) de las Fuerzas Armadas  es actualmente «MARCH» (hemorragia masiva [massive bleeding], vía respiratoria [airway], respiraciones [respirations], circulación [circulation] y traumatismo craneoencefálico [head Injury]), más que el de «ABC» (vía respiratoria [airway], respiración [breathing] y circulación [circulation]), en reconocimiento del hecho de que la amenaza principal para la supervivencia en el campo de batalla es la hemorragia masiva y que este problema se debe atender de manera rápida

No obstante, a pesar de los cambios introducidos, según un informe relativo a la guerra de Irak, la aplicación correcta de un torniquete hubiera permitido evitar más del 50% de los fallecimientos debidos a una hemorragia aislada en una de las extremidades. No se sabe el número de pacientes con lesiones multisistémicas en los que se colocaron torniquetes, ni tampoco si esta intervención mejoró o empeoró su evolución15. La realización de nuevas revisiones acerca del uso del torniquete en los escenarios de combate permitiría documentar con mayor detalle estos resultados.

 

 

Uso del torniquete en el contexto civil

Ha existido una tendencia hacia la liberalización del uso del torniquete en los sistemas SEM civiles, aunque no sin controversia. En la actualidad, la mayor parte de los sistemas SEM todavía utiliza el torniquete como último recurso, bajo protocolos que recomiendan la compresión directa, el vendaje compresivo, la aplicación de puntos de presión, la elevación y la aplicación de frío como medidas principales de tratamiento de las hemorragias graves en las extremidades. De estas medidas, solamente la compresión directa se puede recomendar en función de la evidencia existente, La declaración de consenso más reciente de la National Association for EMS Physicians relativa al cuidado de las heridas en las situaciones de retraso o prolongación del traslado de la víctima recomienda el uso de torniquete solamente en casos de amputación

.
A pesar de la amplia experiencia con los torniquetes que hay en los servicios médicos militares estadounidenses y de otros países, los sistemas docentes más recientes de los SEM civiles no han aceptado de manera plena este instrumento que puede salvar las vidas de las víctimas. Así, muchos sistemas SEM no permiten que sus tripulaciones lleven torniquetes consigo. Por desgracia, este hecho puede obligar a la improvisación de un torniquete en circunstancias en las que es necesario su uso. Los torniquetes improvisados tienen una menor posibilidad de ser eficaces  y también se acompañan de una incidencia mayor de complicaciones neurovasculares.

La experiencia positiva con los torniquetes en el campo de batalla es un dato prometedor en lo relativo a la asistencia traumatológica que prestan los SEM civiles: los protocolos militares modernos relativos al uso de los torniquetes se pueden incorporar con facilidad en los sistemas de SEM civiles. o Fuerzas y cuerpos de seguridad , ya que son los primeros actuantes ante una emergencia

 

Fisiología, complicaciones y uso seguro de los torniquetes

Fisiología
Los torniquetes arteriales actúan a través de la compresión del músculo y de otros tejidos que rodean a las arterias de las extremidades, lo que hace que se produzca un colapso de la luz de dichas arterias con interrupción del flujo distalmente al torniquete. La tensión o la fuerza necesarias para que un torniquete comprima la arteria depende del tamaño de la extremidad y de la anchura del propio torniquete. En general, cuanto mayor es las circunferencia de una extremidad, mayor es la tensión que es necesario aplicar Característicamente, para una tensión dada, los torniquetes más anchos son más eficaces para interrumpir el flujo sanguíneo arterial, en comparación con los torniquetes estrechos. En las extremidades inferiores de una persona deportista, generalmente sera necesario aplicar 2 torniquetes devido al volumen muscular de su muslo.

Complicaciones
El torniquete es un método bien aceptado para la cirugía «sin sangre» de las extremidades, aunque se ha asociado a complicaciones locales y sistémicas . El uso quirúrgico temprano de los torniquetes dio lugar al reconocimiento de que el diseño inadecuado del torniquete o su aplicación excesivamente prolongada (más de 1,5-2 h) podía causar lesiones musculares, nerviosas y vasculares, con un síndrome denominado parálisis del torniquete. Además, también es conocida la lesión isquémica irreversible del miembro en los casos en los que el torniquete se mantiene colocado durante más de 6 horas; en estas circunstancias se recomendó inicialmente la amputación del miembro por encima del nivel del torniquete, en lo que todavía constituye un principio quirúrgico básico.

La mayor parte de las directrices quirúrgicas y la mayoría de los resultados obtenidos en estudios de tipo clínico recomiendan un tiempo operativo de torniquete no superior a los 60-90 min con el objetivo de que el uso de este método sea seguro. Un límite alto del tiempo de torniquete que se puede considerar como una «guía útil» es el de 2 h20. Los pacientes de edad avanzada, con enfermedades vasculares y con lesiones traumáticas muestran un riesgo mayor de complicaciones, incluyendo las lesiones nerviosas y musculares. Se han observado lesiones nerviosas al cabo de tan sólo 30 min de tiempo de torniquete. El músculo, especialmente el que queda directamente por debajo del torniquete, muestra lesiones al cabo de 1 h, aunque la mionecrosis real parece tener lugar solamente a partir de las 3 h22. El denominado síndrome postorniquete (debilidad, parestesias, palidez y rigidez) es frecuente, aunque suele desaparecer al cabo de aproximadamente 3 semanas.

La experiencia militar reciente apoya la seguridad de estos tiempos de torniquete breves en los pacientes atendidos en el contexto prehospitalario. consiguieron el rescate del miembro en 11 de 14 (79%) pacientes con lesiones arteriales, a pesar de un tiempo de torniquete total promedio de 2 h24.

Ante una emergencia en el medio natural, donde el sangrado es muy abundante o puede haber amputación total o parcial, el Torniquete es la mejor y única solución para salvar la vida 

Sistemas SEM y policía

Hoy en día debido a la creciente amenaza del terrorismo, o de incidentes con múltiples bajas, el adecuado tratamiento de hemorragias severas debería ser obligatorio para los primeros actuantes en esas situaciones, en grandes superficies generalmente será  la seguridad privada, y en espacios abiertos, las Fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, siendo apoyados una vez se controlara la situación por personal sanitario y bomberos

CONCLUSIONES :

 El uso del torniquete tiene un  importante papel y no solo en el ámbito militar, sino también en el civil, ya que su aplicación ha demostrado una alta eficiencia  en la detección de las hemorragias exanguinantes, así como en la atención en los accidentes de múltiples víctimas, donde las demandas superan los recursos y la vida prevalece por encima de todo.

La frase es : Un torniquete salva vidas

Teniendo en cuenta, que en la actualidad si la presión que se ejerce sobre la herida no consigue el cese de la hemorragia la siguiente indicación es su aplicación, ya que sus complicaciones parecen derivar más del estado crítico de estos pacientes y no de la aplicación del torniquete en sí. un tanto por cien muy elevado de heridas exanguinantes solamente se trataran con presión directa

Podemos tomar como medida, que si nos encontramos con un charco de sangre de aproximadamente «como si vaciáramos una botella de agua de 1L en el suelo, hay que poner torniquete o corre serio peligro la vida del paciente «

Cada vez por suerte su uso y formación esta más extendido en el contexto civil tanto sanitario y de seguridad como en nuestro botiquin de primeros auxilios en el medio natural 

          

Curso ante emergencias en el medio natural de RS2adventure

Botiquín con torniquete de www.northvivor.com

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies